Cómo cuidar a tu bebé.
Cómo darles la medicina a los niños
El desarrollo físico de los adolescentes.
Consejos para la dulce espera.
Nuevas reacciones alérgicas, consejos, tratamientos.
Hacia una medicina más humana...
Las cirugías de siglo 21...
Disponemos de una gama integral de servicios de cirugías.
La más alta calidad de atención...
Para observar el interior del cuerpo.
Estudia las función normales y desordenes de las glándulas...
Se ocupa de las enfermedades del aparato digestivo...
Actividad física y estilo de vida.
Accidentes, lesiones, seguros de vida...
La neurología es la especialidad de la medicina...
Tratamiento para enfermedades de la visión...
Consejos para padres.
Consejos para mantener una buena salud mental.
Notas sobre intoxicaciones...
El estudio de fracturas y lesiones...
Es el estudio de la vida sexual humana.
Esquemas de vacunas y...
Otros temas médicos
Cuidar nuestra salud bucal.
Estudio de la conducta humana.
Estudio de las distintas etapas del aprendizaje.
El creciente interés por recetas sanas.
Busca el desarrollo adecuado de las funciones...
Busca adaptar el puesto de trabajo al hombre...
Ecología, sustentabilidad...
Es un proceso a lo largo de la vida.
El arte que nos permite soñar despiertos.
Incluye los valores, ideas, actitudes, símbolos.

Artículo

01-05-2011

El SAMIC no duerme

El SAMIC no duerme

Guillermo conversador profundo y sensible, recuerda y pone en palabras momentos inolvidables de su historia, que es también la de tantos otros que nos formamos en el SAMIC, institución con maestros que supieron trasmitir esa unión insoslayable que existe entre la ciencia y el sentido humanístico de la medicina.
"El martes, cuando volvía de Posadas de entrevistar al Buby, la Flaca me dijo. Tenes que hablar en la fiesta del viernes. No estoy en programa replique en seguida. El Gringo me dijo y que son 10 minutos. Entreví la orden, de uno o de ambos y sin decir nada surgió la pregunta y entonces ¿qué digo?
El sueño a la noche borró la pregunta hasta el otro día.
Ya para las 20 del día siguiente un apagón dejo a la cuidad en sombras. La guardia que llama por un accidente que precisamente generó el apagón. Mientras transitaba por calles obscuras, llegué a la colina tan llena de luces. El SAMIC no duerme.
Todos los humanos tenemos, luces y sombras, el día y la noche. Se apagan las luces y el sueño a la noche, repara todas las fatigas de lo mucho lo andado.
En 40 años el SAMIC no duerme y no tiene sombras Su vigilia mansa nos cobija a todos.
En mañanas y tardes es todo bullicio de cientos de persona que buscan alivio, consuelo o salud
Por las noches en cambio, tampoco hay silencios.
El teje su música, de sonidos suaves, de pasos perdidos, del llanto emocionado del padre del niño que vino o del llanto triste por el que se ha ido
El tiene su música que se desliza suave entre sus pasillos.
Por eso es que ahora en el cumpleaños del que nunca duerme y no tiene sombras, me acorde del poema que nunca fue dicho y nunca fue escrito, cuando, la escuela 20, mi escuela primaria en mi viejo pueblo cumplía sus 75 años. Viendo a los pupitres, las aulas los patios, viendo a las maestras y a la directora, nació aquel poema.
Decía, en su primera estrofa; volver a mi escuela, es volver a todo. Es volver al tiempo de los pantalones cortos y los pies descalzos. A calles terradas y a los sueños largos…
Hoy, en el cumpleaños, en los 40 años, estoy como antes, volviendo a mi escuela. El hospital es mi escuela, la escuela de todos, con sus instrumentos, con sus maestros y toda su gente.
Volver a aquel tiempo en que el médico joven, casi adolescente, que vibraba ansioso y hasta temeroso por la cirugía del día siguiente o la de la guardia, de noches eternas y días sin sueños
Volver a aquel tiempo, es volver al Rito, al Lele, a Hijitus y al Fuki, con el afecto de antes, lo mismo que el de hoy.
Es estar atentos con Daniel, Olguita y el Caffa, cuando en la pizarra, explicaba y escribía Miguel.
Es volver al tiempo de las revistas de sala, junto a la Flaca y el Negro cargado de libros historias y placas siguiéndolo al Buby, a Julio, a Florencia, a Martita y Leonor.
Es seguir los pasos del Enzo, del Pety que con el tío Valdo nos llevaron lejos.
Es mirarlo al Horst fumando una pipa junto a mi compadre a, el Chencho y el Ati
Es tomarse el tiempo para una escapada al laboratorio para hablar con Lila, o con Jorge o la flaca Estradé.
O ayudar por las noches a enderezar los huesos junto al Mulito y el Gordi Bordón
Es andar los pasillos junto con Antonio, la negra Chaparro, la Zulli, Zulmita, Pompeo y todos los demás...
Es vivir con las luces que nunca se apagan como lo sigue haciendo el que nunca duerme
En su cumpleaños, El joven SAMIC."

Dr, Guillermo Eduardo Horrisberger
Gracias Guillermo por estos recuerdos que emocionan.
Te abrazo
Carlete



http://www.saludsiglo21.com.ar
CONSIDERACIONES LEGALES