Cómo cuidar a tu bebé.
Cómo darles la medicina a los niños
El desarrollo físico de los adolescentes.
Consejos para la dulce espera.
Nuevas reacciones alérgicas, consejos, tratamientos.
Hacia una medicina más humana...
Las cirugías de siglo 21...
Disponemos de una gama integral de servicios de cirugías.
La más alta calidad de atención...
Para observar el interior del cuerpo.
Estudia las función normales y desordenes de las glándulas...
Se ocupa de las enfermedades del aparato digestivo...
Actividad física y estilo de vida.
Accidentes, lesiones, seguros de vida...
La neurología es la especialidad de la medicina...
Tratamiento para enfermedades de la visión...
Consejos para padres.
Consejos para mantener una buena salud mental.
Notas sobre intoxicaciones...
El estudio de fracturas y lesiones...
Es el estudio de la vida sexual humana.
Esquemas de vacunas y...
Otros temas médicos
Cuidar nuestra salud bucal.
Estudio de la conducta humana.
Estudio de las distintas etapas del aprendizaje.
El creciente interés por recetas sanas.
Busca el desarrollo adecuado de las funciones...
Busca adaptar el puesto de trabajo al hombre...
Ecología, sustentabilidad...
Es un proceso a lo largo de la vida.
El arte que nos permite soñar despiertos.
Incluye los valores, ideas, actitudes, símbolos.

Artículo

24-07-2011

El abuso sexual infantil

El abuso sexual infantil

Siempre es importante hablar con niños y niñas sobre la sexualidad. Todos queremos que sean felices y que puedan vivir en armonía conociendo su cuerpo, logrando buenas relaciones y expresando sus afectos. Tenemos que actuar en todo momento para alejar la violencia de su forma de vivir y de sentir la sexualidad.


Hay temas que nos duelen a todos y que causan enojo de solo pensarlos. Por eso, nos resulta difícil hablar de ellos. Uno es la violencia sexual. Cuando nos enteramos que un adulto hace daño a un niño y abusa sexualmente de él, a veces, directamente, nos resulta increíble.


Sin embargo, son cosas que pasan a menudo: muchas veces las personas adultas abusan de niños y niñas. Por eso, debemos conversar con nuestros hijos sobre estos temas.


Hablamos de abuso sexual infantil cuando una persona adulta quiere obtener placer sexual aprovechándose de niños o niñas. No es necesario que exista contacto físico.


Estos son algunos ejemplos de situaciones de abuso sexual infantil:
El adulto toca las partes íntimas del niño o niña para obtener placer.
Le pide que se toque sus partes íntimas o las de otras personas.
Le hace presenciar escenas sexuales que no son adecuadas para su edad.
Le muestra fotos o películas pornográficas.
Al revés de lo que podemos pensar, la mayoría de los abusos sexuales los cometen personas que los niños y niñas conocen y con los que tienen confianza y cercanía.
Por eso, no alcanza con enseñarles a cuidarse de las personas que no conocen. Los niños tienen que saber que, a veces, los adultos conocidos pueden equivocarse y pedirles cosas que están mal y hacen daño.


Otra cosa importante: no es verdad que hay más riesgo de abuso cuando una persona homosexual está en contacto con chicos. Los abusos sexuales los pueden cometer tanto personas heterosexuales como homosexuales.
Los nenes y nenas tienen que aprender a pedir ayuda si les hacen cosas que los hacen sentir mal o los confunden y saber que pueden hablar de las cosas que les pasan, sin sentir culpa ni miedo.
Mucha gente que abusa de menores chantajea y amenaza a sus víctimas para que guarden el “secreto”. Pueden decirles por ejemplo: “si no contás lo que te hago te voy a dar un regalo”, o “si lo contás, le voy a pegar a tu mamá”, o “si lo contás, nadie te va a creer”.
Por todo esto es muy importante que les enseñemos a no tener miedo ante estas situaciones, a animarse a decir “No” y sobre todo, a pedir rápidamente ayuda a una persona adulta de confianza.


Debemos ayudarlos entonces a diferenciar los secretos que sí deben guardar de aquellos que no. Por ejemplo, si alguien les pide que no cuenten que le van a hacer un regalo a otra persona porque quieren darle una sorpresa, ese es un secreto que pueden guardar. Si, por el contrario, una persona adulta les hace algo que les provoca miedo, dolor o confusión y les dice “guardá el secreto”, ese NO es un secreto para guardar y deben contarlo y buscar ayuda.
Debemos decirles claramente: “Si alguien quiere ver o tocar tus partes íntimas, tenés que decir “No”, estás en todo tu derecho; y me lo tenés que contar rápido a mí o a alguien de confianza, como por ejemplo, a tu maestro o maestra”.
Las personas que convivimos con niños y niñas debemos estar atentas cuando hacen cosas que nos llaman la atención o tienen cambios de humor. Si están más callados o tristes que de costumbre, más ansiosos, peleadores o excitados, sin perder tiempo, debemos conversar con ellos y ellas sobre aquello que les puede estar pasando. No siempre que algo nos resulta diferente en la manera de comportarse de los niños estamos ante un caso de abuso o maltrato, pero es conveniente que siempre que vemos algo que nos llama la atención, sin alarmar o asustar, nos acerquemos a ellos, preguntemos y escuchemos para poder ayudarlos.
Aunque el abuso sexual es más común en la infancia, cuando los chicos llegan a la adolescencia pueden seguir siendo abusados. Por ello, aunque crezcan, es importante estar siempre atentos. Fuente: Ministerio de Educación, 2011 



http://www.saludsiglo21.com.ar
CONSIDERACIONES LEGALES