Cómo cuidar a tu bebé.
Cómo darles la medicina a los niños
El desarrollo físico de los adolescentes.
Consejos para la dulce espera.
Nuevas reacciones alérgicas, consejos, tratamientos.
Hacia una medicina más humana...
Las cirugías de siglo 21...
Disponemos de una gama integral de servicios de cirugías.
La más alta calidad de atención...
Para observar el interior del cuerpo.
Estudia las función normales y desordenes de las glándulas...
Se ocupa de las enfermedades del aparato digestivo...
Actividad física y estilo de vida.
Accidentes, lesiones, seguros de vida...
La neurología es la especialidad de la medicina...
Tratamiento para enfermedades de la visión...
Consejos para padres.
Consejos para mantener una buena salud mental.
Notas sobre intoxicaciones...
El estudio de fracturas y lesiones...
Es el estudio de la vida sexual humana.
Esquemas de vacunas y...
Otros temas médicos
Cuidar nuestra salud bucal.
Estudio de la conducta humana.
Estudio de las distintas etapas del aprendizaje.
El creciente interés por recetas sanas.
Busca el desarrollo adecuado de las funciones...
Busca adaptar el puesto de trabajo al hombre...
Ecología, sustentabilidad...
Es un proceso a lo largo de la vida.
El arte que nos permite soñar despiertos.
Incluye los valores, ideas, actitudes, símbolos.

Artículo

01-05-2012

El niño agresivo

El niño agresivo

El niño agresivo o con trastorno de conducta oposicionista y desafiante (TOD) es un trastorno de conducta que normalmente se diagnostica en la niñez y que se caracteriza por comportamientos no cooperativos, desafiantes y hostiles hacia los padres, compañeros, maestros y otras figuras de autoridad.

La angustia y la preocupación que los niños y adolescentes con TOD provocan en los demás son mayores que las que ellos mismos experimentan.
Todos los niños demuestran oposición de vez en cuando, particularmente cuando están cansados, hambrientos, con estrés o alterados.
Ellos pueden discutir, contestar, desobedecer y desafiar a los padres, maestros y otros adultos.

El comportamiento de oposición es a menudo una parte normal del desarrollo de los niños de dos o tres años y cuando llegan a la adolescencia.

Sin embargo, el comportamiento de falta de cooperación y hostilidad se convierte en un trastorno cuando es tan frecuente que afecta el funcionamiento familiar, interfiere con el aprendizaje, la adaptación a la escuela y/o la vida social.

Los padres que advierten síntomas de este trastorno en sus hijos pueden ayudarlos procurando una evaluación y tratamiento precoces, para prevenir la aparición e incidencia de problemas en el futuro.

Los síntomas del TOD pueden incluir:
Rabietas frecuentes
Discusiones excesivas con los adultos
Desafío a las reglas y cuestionamiento constante de las mismas
Negarse a cumplir con lo que los adultos le piden que haga
Conducta deliberada para molestar o enojar a los demás
Culpar a otros por sus propios errores y mal comportamiento
Enojarse fácilmente con otros
Irritación y resentimiento
Usar palabras poco amables, hirientes o desagradables
Actitud vengativa 



http://www.saludsiglo21.com.ar/articulos.php?cat=28
CONSIDERACIONES LEGALES